Mostrando todos los resultados 6

Las camisetas feministas que sí querrás ponerte.

Nuestras camisetas son feministas, pero lo son de verdad: en el fondo y en la forma.

Sabemos perfectamente que a veces una camiseta básica plana y sin mensaje no es suficiente. A veces, simplemente quieres manifestar con orgullo aquello por lo que luchas a diario: una cruzada justa por la igualdad. Es por este motivo por el cual revisamos minuciosamente todos los días nuestros diseños y buscamos nuevas fuentes de inspiración para ti, para encontrar los mejores mensajes feministas: aquellos desafiantes, con humor y reivindicativos que más van contigo. Para que puedas llevar el feminismo a todas partes, de la forma más cómoda posible.

Y lo hacemos con una motivación clara: llevar a todas partes un mensaje feminista, claro y firme a través de nuestras camisetas Slowcracy.

Lo hacemos desde una perspectiva global y no parcial: en nuestras camisetas feministas no ha habido la participación de empresas que mantienen prácticas casi esclavistas con las trabajadoras, tintas testadas en animales o cualquier otro tipo de maltrato humano o animal.

¿Por qué deberías ser feminista?

A lo largo de los últimos años, la palabra feminismo ha ido tomando relevancia en muchos contextos, en algunos de ellos rodeada de una connotación negativa, hasta hacerse un hueco en cualquier debate político, popular y en cualquier mesa de cualquier hogar. El feminismo no es odiar a los hombres, ni querer la supremacía de las mujeres.

La Real Academia Española (RAE) define el feminismo como “el principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre así como el movimiento que lucha por la realización efectiva en todos los órdenes del feminismo”. Aún así, todavía hay cierta reticencia a declararse abiertamente feminista o a apoyar esta ideología por parte de algunos grupos a causa del desconocimiento de su significado.

El feminismo no busca la superioridad de la mujer con respecto al hombre, sino que es la ideología que defiende la igualdad en aspectos sociales, culturales y económicos entre ambos sexos. Sin embargo, la similitud semántica de la palabra con el concepto de machismo hace que en muchas ocasiones adquiera un significado incorrecto en el que se la considera una especie de ‘antónimo’ de esta.

Además, el feminismo no es un concepto unitario sino que engloba diferentes modalidades de una lucha que comparte un mismo fin. Los feminismos procuran la visibilización y la transformación de las formas de opresión, dominación, segregación y otras violencias específicas que sufren todos los sujetos otros del hombre. La fuerza de transformación de los feminismos pone en cuestión toda fuerza de conservación de dichas formas de violencia. En ese sentido, toda propuesta que, en nombre del feminismo, subscriba formas sociales, económicas y políticas afines a la conservación y, por tanto, subscriba formas de opresión, dominación y segregación, debe ser cuestionada como feminista.

La integridad que nos empodera.

Desde Slowcracy, denunciamos la explotación laboral de mujeres y niñas en la industria textil y es por eso que ofrecemos una alternativa real al fast-fashion y sus consecuencias, que te las contamos aquí.

Cuando niñas y mujeres son explotadas para que en occidente podamos vestir prendas con mensajes feministas, ¿estamos llevando a la práctica el feminismo?

Nosotras no lo creemos. No creemos que tenga ningún sentido llevar en una prenda de vestir con mensajes feministas cuando la producción de la prenda se hace con prácticas casi esclavistas que perjudican justo al colectivo que defendemos desde nuestra posición política: las mujeres y las oprimidas.

Es por eso que las encargadas de fabricar nuestras la totalidad de nuestra ropa, con mensajes feministas o no, son en su mayoría mujeres.

No es ningún secreto que las grandes marcas de moda han basado su éxito en vender ropa de un solo uso a las mujeres que vivimos aquí, en este lado del planeta, en la explotación laboral de las mujeres de la otra parte. De las más vulnerables. De una forma injusta y egoísta, estas grandes empresas nos han acostumbrado a llevar prendas de un solo uso sin mostrarnos la realidad de la industria: la contaminación y las pésimas condiciones de trabajo que conlleva poder vestir barato.

También desde Slowcracy tenemos un compromiso firme con cambiar el modelo de consumo textil actual. La industria ya es lo suficientemente perjudicial para la salud de nuestro planeta, humanos y animales. De hecho, es la segunda industria más contaminante del planeta. Por eso, desde nuestra tienda online de moda sostenible te invitamos a consumir menos ropa, pero hacerlo mejor. Es por eso por lo que hacemos prendas respetuosas, de gran calidad y a un precio razonable y accesible.

Moda feminista, sostenible, accesible y consciente.

Toda esta información la podéis encontrar en el apartado “Compromisos” de nuestra web. En cualquier caso, nuestra transparencia es máxima, así que también podéis contactar con nosotras para que os facilitemos toda la información que necesitéis para saber cómo, dónde y en qué condiciones se realizan todas y cada una de nuestras prendas y ver todos los certificados con los que contamos.

Viste feminista, reivindica la igualdad.

Actualmente disponemos de más de seis diseños diferentes para que encuentres el que más va contigo. Toda nuestra sección de ropa feminista está hecha en algodón orgánico de la mejor calidad, en multitud de colores, impresas con tintas ecológicas y veganas y desde la talla S hasta la talla 3XL.

Respetuosas con tu piel, el medioambiente y las trabajadoras.